La inteligencia artificial tiene áreas de aplicación que van desde los pagos sin metálico hasta varios tipos de procedimientos de seguridad y producción industrial que transforman el mundo laboral. El término "computación periférica" se ha establecido en los últimos años junto con el aumento de la inteligencia artificial y las redes neuronales que hacen cada vez más parte de todas las áreas de nuestras vidas. En la computación, "la periferia" es el borde exterior de la red de información técnica, donde el mundo virtual de una red de un ordenador se une al mundo real.

La inteligencia artificial se vuelve cada vez más una parte de los sistemas físicos que actúan en el mundo analógico real. Con la unión de los objetos físicos y el mundo virtual gracias al Internet de las cosas (IoT), los dispositivos y las máquinas inteligentes se conectan entre sí y con el internet. La información relevante se captura, se analiza y se relaciona con los dispositivos del IoT controlados de forma remota si el usuario lo desea. Esto es posible gracias a la interacción entre los componentes conectados, como microcontroladores, múltiples entradas de sensores con fusibles, y actuadores de eficiencia energética que convierten los impulsos eléctricos en presión, movimiento, temperatura u otros parámetros mecánicos. La innovación de la inteligencia artificial nos permite aprovechar la enorme cantidad de datos del IoT de una forma más eficiente con respecto a los recursos y por ende sostenible, algo esencial en la era del cambio climático.

La eficiencia energética general es crucial, por lo que se puede aplicar métodos con o sin inteligencia artificial teniendo en cuenta también la seguridad. Con la computación periférica, los datos se pueden procesar localmente, y únicamente aquellos estrictamente necesarios se transfieren a la nube. En última instancia, la potencia de computación, eficiencia energética, latencia, seguridad y privacidad personal necesarias son los factores decisivos cuando de procesar los datos en la periferia o en la nube se trata.

La seguridad de los datos es un aspecto clave en la computación periférica. Es importante que se establezca la seguridad en el hardware, ya que éste es más difícil de manipular que el software. Infineon ofrece "módulos de plataforma de confianza embebidos" específicamente para los dispositivos periféricos. Se pueden usar para garantizar la integridad del sistema, comprobar la autenticidad de los socios de comunicaciones y cifrar los datos de forma segura.

Infineon cuenta con una gran experticia y productos líderes a nivel mundial en todas estas áreas. Infineon ofrece sensores, actuadores, microcontroladores, como aceleradores NN, y módulos de seguridad de hardware para el IoT. La eficiencia energética y la seguridad son parte esencial de nuestras competencias principales. Asimismo, Infineon ha colaborado con sus PYME asociadas para ofrecer dispositivos y subsistemas completos en el área de la computación periférica.

Estamos convencidos de que la inteligencia artificial en los lugares correctos mejora nuestras vidas, y que son muchos los casos de uso para la inteligencia artificial en puntos finales. La inteligencia artificial se usa para mantenimiento predictivo y automatización adicional o robótica, domótica y granjas inteligentes, por nombrar tan solo algunas aplicaciones. Con nuestra labor en sensores de bajo consumo con inteligencia artificial activada, damos a la detección intuitiva un carácter más ubicuo que impulsa nuevas aplicaciones en el hogar o la ciudad, que hacen que nuestras vidas sean más fáciles, seguras y ecológicas. Con nuestra cartera ayudamos a enlazar el mundo real con el mundo digital ofreciendo soluciones de inteligencia artificial periférica seguras, robustas y de eficiencia energética.

Infineon se considera usuario tanto como proveedor de soluciones de inteligencia artificial. Infineon ayuda a hacer que las aplicaciones de inteligencia artificial sean más resistentes, eficientes energéticamente y seguras, conectando el mundo real con el digital mediante competencias de sistemas en hardware, software y algoritmos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Semiconductores de potencia de Infineon que garantizan fuentes de alimentación resistentes y eficientes energéticamente para los sistemas de inteligencia artificial
  • Los sensores de Infineon usan radar, micrófonos de silicio, sensores medioambientales y de presión para hacer manifiestos los sensores extendidos de los sistemas de inteligencia artificial y facilitar la interacción humano-máquina
  • Los actuadores y sensores de Infineon traducen las señales electrónicas en acciones de máquinas autónomas
  • Las soluciones de seguridad basadas en hardware de Infineon hacen posible usar y crear redes de sistemas de inteligencia artificial de forma segura
  • Los microcontroladores de Infineon ofrecen soluciones de eficiencia energética para usar en inteligencia artificial en proximidad directa con las personas y hacer realidad las tendencias de la domótica y las ciudades inteligentes
  • La inteligencia artificial periférica hace posible el procesamiento de datos con inteligencia artificial cerca del sensor sin necesidad de comunicarse con la nube, por lo que hace que las aplicaciones tengan mayor eficiencia energética, rapidez y seguridad

Las soluciones tecnológicas de Infineon son instrumentales en tendencias esenciales como los robots colaborativos (cobots), que cuentan con el soporte de sistemas de detección de imágenes impulsados por la inteligencia artificial que pueden despachar productos, así como vehículos autónomos en almacenes donde la inteligencia artificial ayuda a los vehículos a moverse de forma segura y seguir la ruta más corta por sí mismos.

Microcontroladores de inteligencia artificial AURIX™ – TC3xx
Vea los productos
OPTIGA™ TPM
Vea los productos
Micrófono MEMS
Vea los productos
SL-PREDMNT-E2C
Vea los productos
Radar de 24 GHz
Vea los productos

La inteligencia artificial y las redes neuronales se están convirtiendo en un factor esencial en el desarrollo de coches más seguros inteligentes y ecológicos y son las bases fundamentales de las aplicaciones de conducción automatizada del futuro, como la clasificación de objetos, el seguimiento de objetivos y la planeación de rutas. Desempeñan un papel importante en la optimización de aplicaciones de automoción, reduciendo el coste de los sistemas de las unidades de control eléctrico, mejorando el rendimiento y acelerando los plazos de comercialización.

La inteligencia artificial marca una nueva era de posibilidades de innovación para el sector de la automoción, que va más allá de los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y los coches conectados. La cantidad creciente de sensores en los vehículos y las unidades de control eléctrico conlleva más datos que computar. La inteligencia artificial embebida puede reducir los costes operacionales y mejorar la seguridad de los vehículos. Los microcontroladores AURIX™ soportan ciertos tipos de redes neuronales actualmente. Los microcontroladores AURIX™ de alto nivel de seguridad (soporte ASIL-D) con inteligencia artificial periférica tienen como resultado una gran fiabilidad del sistema, hacen posible el análisis de datos y proporcionan potencia de procesamiento de latencia realmente baja.

Infineon fue el primer fabricante de semiconductores en lanzar un controlador de seguridad específicamente para las aplicaciones de automoción: El módulo de plataforma de confianza (o TPM) de segunda generación de la gama OPTIGA™.

La participación de Infineon va desde aconsejar a los órganos académicos y del gobierno federal hasta definir activamente las políticas de asociación industriales y el desarrollo continuo de sus propias competencias de inteligencia artificial, como el lanzamiento del nuevo Centro de Desarrollo de Infineon "Inteligencia Artificial y Electrónica de Automoción" en Dresden.

Microcontroladores de inteligencia artificial AURIX™ – TC3xx
Vea los productos
OPTIGA™ TPM
Vea los productos